Blogger Template by Blogcrowds.

Disclaimer:

Los personajes y lugares extraídos de obras literarias, cinematográficas o televisivas pertenecen a sus respectivos creadores. No pretendemos obtener lucro o beneficio alguno a través de su utilización en nuestras historias y relatos.

Los personajes y lugares fruto de nuestra imaginación, en cambio, sí nos pertenecen.

HERMANOS EN ARMAS (parte I de 2 )

Nunca creí en aquel inesperado arrebato de valentía que inundó de pronto a nuestro autoproclamado Teniente-Camarada y a su siniestro par Rivoi. Ahora lo sé. Su ofrecimiento de buscar en solitario agua potable y víveres para toda la patrulla estaba salpicado de coraje. Coraje, palabra que ni en uno ni en otro vi tomar forma o sustancia durante ninguno de los oscuros momentos compartidos. Lo más un conato de rabia e ira traducido en tortura salvaje y meticulosa. Interpretación esta que aplicaban por igual a los zapadores nazis que a los compañeros que demostrasen más amor por el pellejo propio que por la revolución ajena y la Madre Rusia. La tortura y el dolor, un idioma que el "granjero-teniente" Tukhov dominaba desde lo de las purgas. Y en Rivoi...Ahora lo sé. Ya conocía el patrón del Comisario Político Rivoi, sólo que no con esa denominación. Lo había visto en demasiadas ocasiones de mi vida. Por aquel entonces yo intentaba comprenderlo, comulgar con ello. Edulcorada por altisonantes frases colectivistas, de solidaridad y el porvenir toda esa sangre derramada resultaba más digerible. "El mañana será mejor, son los dolores del parto de un nuevo Mundo" nos decían mientras agitaban exaltados sus ejemplares de El Capital de Marx a la manera que cualquier Pope Zarista lo hubiera hecho con su Biblia. La sangre así, era menos sangre. Fuera de quien fuera. Mirándole resultaban cómicas las citas del bien común y de solidaridad aprendidas. Ahora lo sé. Sólo el emblema de su gastada solapa hubiera hecho dudar a cualquiera del éxito de la Revolución: "Servidor del Pueblo". No era peor que otros, sólo es que pareciese que todos los Rivoi del Mundo se hubiesen juntado en este. Su ascendiente mongoloide y sus afilados dientecillos agudizaban el inequivoco pinchazo en el estomago ajeno que su fetidez a muerte provocaba. Llegó poco después de los primeros disparos alemanes en nuestras tierras como si hubiese olido el desastre. Igual que una oscura parca que recordase a los soldados rusos que tan negro era el este como el oeste. Sólo cambiaba el acento del verdugo. Ahora lo sé. La retirada estaba capitalmenteGran Padre Stalin. Nosotros nos replegamos tácticamente. Nada de retirada. Llevabamos replegándonos en las marismas del Pripet casi dos meses. Desde que la esvástica de aviones y tanques prescindía de los prismáticos para ser distinguida. Desde que el combustible nazi se olía a nuestras espaldas. Los alemanes y los pantanos competían por coleccionar nuestros cadaveres. A ninguno de ellos les parecía importar que hubieramos llegado a serlo o no, contaban con ello. Sacos de carne, sólo eso. Sacos a medio llenar, puesto que en una medida equivalente a la de los cadaveres las raciones se extinguían. Lensko salió hace días a buscar agua. Muchos días. Era el más joven. Todos le tratabamos como si la juventud le escudara del horror. La inocencia de quien aún cree que todos somos hermanos. Ahora lo sé. Un deseo de dar más allá de la hipocresía de los hombres. Más allá del emblema de Rivoi. Paz. La misma que llegó con la carne de Thukov y Rivoi. Apenas unas horas despues. Ahora lo sé. Creí adivinar un venado. Un enorme trozo de algún animal ahogado y despellajado. Suficiente para postergar un par de días la desesperación. Volvió la luz para todos. Niechev, Alexander...siguieron la senda trazada por Lensko. Ya que si bien comida obteniamos con cierta regularidad (Rivoi y sus rastreos milenarios habrían dado con una fosa común de ciervos en aquel pantano, sin duda) el agua se terminaba. Las heridas se dejaron de limpiar hace días lo que había estrechado el númerod e candidatos a explorador de manera alarmante. realmente se habia estreeçchado el número de todo. Incluso los disparos del enemigo parecían extraviados. Nuestro repliegue habia sido un éxito. Repliegue táctico, nada de retiradas. Entonces Lensko volvió. Al menos parte de él. Jirones de su ropa y de él mismo. Francotiradores, sin duda. ¿Los disparos? Zapadores sin duda, que calaron en Lensko su miedo en forma de bayoneta. Ahora lo sé. Casi todo lo suyo fue encontrado menos la cantimplora.La última que se llevaron a explorar. El restro eran confiscadas por Rivoi. Motivación. No buscas agua cuando la tienes o algo así. Lensko estaría triste por lo del agua. Podría haber muerto perfectamente con nuestros nombres en sus labios: Gullain, Alexander, Niechev, Rivoi...Había nervios. Tukhov con sus indignas llantinas y sudores confirmaban. Urgía encontrar algo que beber. La proximidad de los nazis. El fogonazo de amor con que Lensko finalmente se apagó. Ahora lo sé. Llegó mi turno.(...)



4 críticas:

Madre mía qué angustia me ha entrado leyendo tu historia. Qué atmósfera más opresiva, cuántas malas vibraciones concentradas... Y todo eso en tan poco espacio.

Bueno, imagino que es lo que tienen las guerras, que no todo puede ser camaradería y buen rollo. Después de todo, una vez agotados los primeros compases de la contienda la crueldad y la desesperación siempre se hacen patentes. Por muy bonito que a veces nos lo quieran pintar.

Tengo ganas de seguir leyendo.

Gen mellin.

1 de marzo de 2008, 11:03  

Espero que no halla rallado mucho el formato escogido de parrafo único pero así lo concebí en el Curso de Cuentos donde se supone que nos lo iban a publicar asi que si te encuentras algo parecido...
Ya sabes q salió de estas pezuñitassss....;-P

1 de marzo de 2008, 11:35  

El lado malo de las guerras... ufff...

No ha estado mal pero hubiese sido mejor que en vez de un parrafo lo hubieses dividido un poco. Aunque imagino que lo hiciste para darle más angustia a la historia (se percive el sufrimiento).

La temática ya sabes que no son mucho de mi estilo, yo y las guerras... pero en si no ha estado mal.

Seguiré pasandome para ver que nuevas traes.

Besitos.

1 de marzo de 2008, 14:21  

Vaya me esperaba algorelacionado con Gondor, pero esto es totalmente diferente, es genial, está muy bien las descripciones, saludos desde Rohan

16 de marzo de 2008, 18:48  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal