Blogger Template by Blogcrowds.

Disclaimer:

Los personajes y lugares extraídos de obras literarias, cinematográficas o televisivas pertenecen a sus respectivos creadores. No pretendemos obtener lucro o beneficio alguno a través de su utilización en nuestras historias y relatos.

Los personajes y lugares fruto de nuestra imaginación, en cambio, sí nos pertenecen.

Hijos del árbol (V): Home is behind...


Detuvo su caballo y dirigió la vista atrás.

Con el corazón encogido, comprobó que aún estaba allí, alta y delicada como el día en que la vio por primera vez. Ella lo observaba en la lejanía, inmóvil y en silencio, apenas iluminada por los primeros rayos de sol.

Cautivado por tan dulce visión, no se atrevía a apartar la mirada de aquella figura solitaria, temiendo que su efigie pudiera desvanecerse con el despertar de un nuevo día, igual que un fantasma se pierde entre las sombras.

Tenía que partir, sabía que esa era su obligación, pero las despedidas nunca son fáciles y la suya estaba resultando dolorosamente amarga. Pasaría mucho tiempo, demasiado, hasta que la volviese a ver. Quién sabe lo que podría ocurrir mientras tanto. Es más, ¿sería capaz de regresar algún día? ¿Lograría cumplir su cometido?

Su pecho comenzó a palpitar con violencia ante la idea de no sobrevivir a los peligros del camino. Había tantas cosas que podían salir mal, tantas probabilidades de fracasar, tan poco resquicio para la esperanza... ¿Acaso no podía morir atravesado por un flecha igual que su padre?

Rápidamente, desechó aquel pensamiento funesto y, consciente de su tarea, se dijo que todo formaba parte de su destino, que aquella separación era necesaria para un futuro mejor, un futuro lejos de la Sombra, lleno de vida y no de destrucción. Eso, al menos, es lo que le habían inculcado desde pequeño.

Sólo si conseguía ser digno de ella, pensó, quizás podría volver algún día con la cabeza bien alta, listo para recuperarla. Sólo entonces. Pero “algún día” sonaba tan lejano...

Mientras su alma se desgarraba entre el dolor y el deber, dedicó unos instantes a memorizar aquella figura exquisita, tratando de grabar a fuego en su mente todo esplendoroso atisbo de belleza, cada una de sus pequeñas imperfecciones, aquello que la hacía única.

Sus ojos recorrieron la majestuosa silueta con la dedicación de un amante, deteniéndose de tanto en tanto para admirar su porte regio, rebosante de nobleza, o maravillarse ante el inmaculado brillo que parecía desprender con la luz del alba. Y cuanto más la observaba, más hermosa la encontraba. Hermosa, etérea, casi de otro mundo.

- Thorongil, apresúrate -gritó a lo lejos un anciano de larga barba y sombrero picudo.

Aquella voz lo devolvió a la dura realidad, rompiendo el hechizo que había caído sobre él.

No podía demorarse más, debía iniciar la marcha cuanto antes. Un largo y tortuoso viaje se cernía sobre él.

Con lágrimas en los ojos, se despidió de ella por última vez.

Entonces, el viento comenzó a soplar con fuerza, haciendo ondular los pendones que decoraban las altas torres de piedra, como pequeñas manos agitándose en el aire. La blanca Torre de Ecthelion refulgió al contacto con la dorada luz de Anor, y un águila majestuosa planeó sobre la ciudad. Minas Tirith también se despedía de él. “Hasta pronto”, parecía querer decir.

Reteniendo en su memoria aquella imagen idílica, el caballero de mirada gris dio media vuelta y guió su montura por la yerma explanada, alejándose poco a poco del lugar que se convertiría años más tarde en su hogar.

- Algún día volveré -su voz se confundió con la brisa matinal-, lo juro...






8 críticas:

Recuerdo la primera vez que leí esta cacho de historia y de como la vivía através de los ojos de quien no tocaba. Jejejeje. Ese Thorongil me sacó de mis especulacionesss.

Gen mellin Gil_tari

9 de julio de 2008, 15:29  

Bufff....menuda remoidelación le has hecho a todo esto en una tarde...eres el AS Andro. No sólo te curras lo tuyop y das el callo en donde toca si no que ademas eres laboriosa y hacendosa en el ocio. muchas gracias por ponerlo tan guapo. Me encanta lo de los LIBROS. De 10

11 de julio de 2008, 21:12  

He leido la historia Arena y sal está muy bien escrita.
La selección musical de bandas sonoras es genial.
Me ha gustado la página la añado al blogroll.

12 de agosto de 2008, 14:18  

He enlazado este blog de lazos de tinta con otro que he creado para poner mis historias y cuentos, realidades o ficciones, y como siempre te animo a que sigas escribiendo esas hermosas historias, me gusta el deje melancóloco y las imágenes que nos muestras a través de las palabras, saludos desde rohan

4 de septiembre de 2008, 15:43  

He llegado hasta este fantástico lugar por casualidad, a través del blog de Una senderista y te comento lo que le dije a ella en su momento. Hay una web que quizá te pueda resultar interesante si consideras que esto de escribir te agrada de veras: www.elcuentacuentos.com En fin, un saludo. Me parece que tanto ella como tú, hacéis un maravilloso homenaje al mundo de Tolkien a través de vuestras historias y personajes. ¡Enhorabuena!

4 de septiembre de 2008, 16:41  

Me encanta como escribes, ya era hora de qeu los fans de Tolkien pusiéramos las cosas en su sitio. Enhorabuena.

8 de septiembre de 2008, 11:50  

He vuelto a leer este capítulo, es que el final me gusta mucho, me gusta las lecturas descriptivas, se ve que te toma´s tu tiempo cuando haces una descripción, saludos desde Rohan

16 de septiembre de 2008, 12:45  

Gracias por tan buena acogida. Jo, no sé qué decir. Una escribe por puro entretenimiento pero saber que, de vez en cuando, tus historias le interesan a alguien más a tí misma siempre resulta, cuanto menos, reconfortante.

Saludos a todos los que habéis pasado por aquí. Sois más que bienvenidos.

16 de septiembre de 2008, 23:49  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal